El desafío de aprender a nadar siendo adulto

Alrededor de 50 adultos participan de los talleres en la piscina del Polideportivo de Natales destinados a quienes todavía no saben nadar.

Superando temores y dudas, decenas de personas mayores comienzan un contacto inédito con el agua que casi en la totalidad de los casos termina satisfactoriamente.

“En septiembre pasado me inscribí por un tema de salud porque tengo fibromialgia y me ha ayudado un montón. Al principio tenía miedo al entrar al agua y ahora puedo llegar al otro lado”, explica entusiasmada Regina Saldivia, trabajadora independiente.

En la piscina del Polideportivo el agua oscila ente los 26 y los 28 grados y la alegría de los alumnos se refleja en sus sonrisas. En los talleres se observa satisfacción, cada brazada es, en verdad, un gran paso hacia la meta: nadar por sí mismos y derribar así un mito personal.

“Lo importante es que la gente se distraiga, salgan de la rutina y aprendan a nadar. Pero esto es como un bonus, a algunos les cuesta más a otros menos, pero si la persona se divirtió, ¡excelente!”, explica Tamara Pardo Escobar, una de las profesoras de la actividad.

Debido a la actual Fase del Covid, en la actualidad los grupos están compuestos por 12 personas, aunque generalmente rondan los 20 a 25.

Los horarios de los talleres son martes y viernes de 10,30 a 11,30; y lunes y miércoles de 19 a 20. En cada horario los profesores trabajan con dos grupos separados que aprenden en la amplia piscina municipal.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s